Las mujeres feministas no han tomado muy bien la presentación de la nueva gama de teléfonos de Apple, pues señalan que una de las nuevas versiones; XS, XR y XS Max no está pensada en el cuerpo de una mujer.

Así es, diversas voces representantes del feminismo al menos en el continente americano han señalado a través de twitter que la marca de Cupertino, California no pensó en las características anatómicas de las mujeres cuando desarrolló su versión de iPhone XS Max.

A través de sus cuentas de twitter las activistas sociales Caroline Criado Pérez y Sophie Walker se han unido a los reclamos en contra de Apple vertidos por Zeynep Tufekci, escritora del New York Times en los que critica que por razones de seguridad las mujeres de manos pequeñas necesitan de un teléfono más pequeño pues viven con la zozobra de que en cualquier momento se les puede resbalar de las manos.

Por su parte Caroline Criado López refirió que “deberíamos estar furiosas por esto, pagamos tanto dinero por ello como hombres por un producto que no funciona tan bien para nosotras”.

La crítica de Sophie Walker estuvo dirigida a que en Apple no existen mujeres ocupando cargos directivos; “Hasta que en compañías como Apple no haya mujeres ocupando cargos altos, al igual que en la política y el sector público, las necesidades de las mujeres quedarán en segundo plano”.

La empresa de la manzana les explicó amablemente que no se trata de teléfonos más grandes, sino que las nuevas versiones cuentan con más pantalla pues los biseles han sido eliminados, apostando por un modelo con pantalla completa.

También cabe destacar que los iPhone son comprados mayormente por mujeres.