AMLO ¿un nuevo liderazgo en la izquierda Latinoamericana?

La opinión de Ariel Mendoza ✍🏻

0
3072

A finales del siglo XX y principios del siglo XXI en América Latina se vivió un cambio, una transformación en la política y en los líderes que representaban a diversas naciones; y es que todo venía precedido por el hartazgo de la gente, por dictaduras o por gobiernos decadentes encaminados hacia una  esclavitud mediática, social y cultural, así como a un modelo neoliberal que había creado miseria, hambre y desolación al por mayor.

Sin embargo, líderes comenzaban a emerger de la lucha sindical, campesina, militar o popular en diversos rincones de Latinoamérica, de esos líderes que no los crea el marketing, ni los medios de comunicación, ni mucho menos la oligarquía, de esos líderes que se van abriendo camino al andar, que son luchadores incansables y que combatieron armada e ideológicamente por una América digna, pura, unida, plural y democrática. Una América que intentó descolonizarse de una vez por todas y que comenzó a construir el sueño de llevar al primer mundo a todos los países de habla hispana.

Muchos fueron los nombres, muchas las luchas y muchas las revoluciones que se fueron consolidando en diversos escenarios latinoamericanos. Lula en Brasil, Chávez en Venezuela, Correa en Ecuador, Evo en Bolivia, los Kirchner en Argentina y algunos más. Al parecer América comenzaba a florecer de nuevo, empezaba a enaltecerse como un continente poderoso, rico y trabajador. Habían sido muchas las reformas que habían tenido que consolidar los nuevos líderes de izquierda para poder llevar a mejores rumbos a los países antes mencionados.

Sin embargo, cuando un país próspero y trabajador comienza a levantar el vuelo hacia el progreso social y hacia una economía digna en base a las causas populares, es ahí donde llega el imperio, aquel imperio que corroe todo como si de termitas se tratara, aquel imperio que con su bota gigante aplasta y pulveriza todo aquello que esté dentro de sus intereses.

Y así fue como muchos líderes latinoamericanos hoy se encuentran estigmatizados por los medios de comunicación que se han vendido al mejor postor; así varios de estos referentes de la izquierda mundial han sucumbido de diferentes formas, así aquellos gobiernos que comenzaron a llevar al primer mundo a la América terminaron por ser borrados del mapa. Sin embargo, en México ha surgido un nuevo liderazgo; con ánimos y brios de cambio, de austeridad y de justicia social, claro, se trata del hombre del momento… de Andrés Manuel López Obrador.

Y es que el liderazgo del tabasqueño no es poca cosa, logró en México lo que nunca hubiéramos imaginado, algo que era totalmente inexistente, algo que parecía digno de una película de ciencia ficción, pues  vencer a la dictadura perfecta no es poca cosa en un país que cuenta desde tiempos inmemoriales con una democracia maquillada, ficticia e incluso cómica.

Así pues, Andrés Manuel López Obrador puede convertiste en la nueva figura que la izquierda latinoamericana necesita, un hombre que pueda velar por los intereses de los países de habla hispana, y es así como ya lo ha empezado a demostrar. Justamente lo especifica  John Ackerman en su opinión para RT en español; “México no solo ve al norte, sino también al sur. En lugar de ir corriendo a Washington, a París o a Londres para congraciarse con las grandes potencias, Andrés Manuel López Obrador ha decidido reunirse en primer lugar con el presidente de Guatemala”.

Es así como el liderazgo del tabasqueño puede llevarlo a la construcción de una América Latina próspera donde todas y todos puedan construir el sueño que siempre han deseado; naciones de paz, de justicia y de primer mundo. Con interlocución entre Estados Unidos de Norteamérica y los países latinos gobernados por la izquierda.