La dinámica familiar y los hijos

La opinión de Armando Arredondo ✍🏻

0
3023

Empezaré por pintar el mundo del niño y por comunicar de su historia infantil todo aquello que se averiguó sin esfuerzo y a lo largo de varios años no fue ni completado ni aclarado más. Este decreto de S. Freud extraído del volumen 17 de las obras completas de S. Freud constituye para mí lo que considero en sí es la esencia de la dinámica infantil.

Es común que los niños vivan situaciones donde han soñado con monstruos, castillos, fantasmas, animales que les asustan y que dentro del proceso del desarrollo infantil resulta ser algo natural y propio de la edad pero también es una manifestación inconsciente de su mundo, una forma de comunicar al adulto lo que ocurre con él, la psicoanalista Anna Freud le dio importancia a las relaciones tempranas en el sentido de evitar conflictos a temprana edad y que en el futuro pudiera generar dificultades o problemas en su desarrollo psicológico

Ver a un niño jugar continuamente de manera agresiva con otros puede percibirse sin serlo como algo normal sin embargo es una conducta compensatoria de la angustia infantil manifestada de manera inconsciente. Hoy en día hay quienes piensan que los niños son seres que no saben lo que hacen y no les afecta nada de las conductas de los padres, desde luego este pensamiento es completamente falso porque sí tiene repercusiones, sí les afecta y daña su estructura psicológica.

El medio ambiente infantil debe ser acorde al medio ambiente adulto, ¿en qué sentido? si en el desarrollo del niño existe un ambiente por parte de los padres donde continuamente hay discusiones, gritos, regaños, reglas impuestas de forma autoritaria, descalificaciones (no reconocer conductas positivas) y todo aquel comportamiento que no manifieste amor entonces aumentará el riesgo de problemas y conflictos en la etapa adulta, por ejemplo; el caso de una mamá que manifestó el problema de su hijo de 6 años que continuamente hacía berrinches, se orinaba todas las noches en la cama y contestaba de una forma grosera. Estas conductas son consecuencia del conflicto en la dinámica familiar porque al conocer la historia familiar me doy cuenta de tantas situaciones de conflicto que estaban influyendo en el comportamiento del niño quien no entendía ni comprendía lo que estaba pasando precisamente por ser niño y que sus papás no creyeron que los gritos y peleas entre ellos como pareja afectaba a su hijo pero era el origen de los berrinches, groserías, etc.

Importante entonces que se tenga mucho cuidado del comportamiento en la dinámica familiar y de pareja porque influye en el desarrollo psicológico del niño.