Niños problema, adultos problemáticos

La opinión de Armando Arredondo ✍🏻

0
3415

Los sueños de los niños en gran medida representan el mundo adulto. Es común escuchar en los niños situaciones donde han soñado con monstruos, castillos, fantasmas, animales que les asustan, etc. que puede ser tomado como algo natural incluso propio de la edad pero que sin lugar a dudas no solamente es una cuestión natural en su desarrollo sino una manifestación inconsciente de su mundo, una forma de comunicar al adulto lo que ocurre con él, Anna Freud le daba importancia a las relaciones tempranas en el sentido de evitar en el futuro dificultades o problemas en su desarrollo y mediante el juego proponía esta identificación.

El medio ambiente infantil debe ser acorde al medio ambiente adulto, ¿en qué sentido? si en el desarrollo del niño existe un ambiente por parte de los padres donde continuamente hay discusiones, gritos, regaños, reglas impuestas de forma autoritaria, descalificaciones (no reconocer conductas positivas) y comportamientos que no manifiesten amor entonces aumentará el porcentaje de problemas y/o conflictos en la etapa adulta, por ejemplo; el caso de una paciente que llegó para que su hijo de 6 años recibiera terapia porque manifestaba continuamente berrinches, se orinaba todas las noches, contestaba de una forma grosera que era el motivo manifiesto (queja) de la mamá, al conocer la historia familiar y la dinámica en el hogar me doy cuenta de las conductas negativas adultas son las que influían en el comportamiento del niño porque no entendía lo que estaba pasando (conflicto infantil) y sus papás no creyeron que eso (peleas, gritos)etc. afectaba a su hijo.

Importante entonces que cuidemos el comportamiento que puede estar influyendo en el contexto del niño para comprender que no es una cuestión generada por él sino que la consecuencia de la conducta de sus papás y del medio ambiente, los niños no son adultos pequeños, son niños y como tal no tienen aún la capacidad de comprender el mundo, la responsabilidad del desarrollo a temprana edad siempre recaerá en los padres. Si el adulto no está sano mentalmente las consecuencias para el niño pueden ser negativas o graves para su desarrollo psicológico.