Recomendación literaria de la semana: Dios es joven

La recomendación de Salvador Chávez.

0
1393

Dando testimonio de un Dios que no solo es Padre y Madre, como ya había advertido Juan Pablo I, sino Hijo, y por ello Hermano, el mensaje de liberación del papa Francisco atraviesa el presente y diseña el futuro para renovar realmente nuestras sociedades.

Con sus memorables palabras, el pontífice reivindica una centralidad para las jóvenes generaciones; las señala como protagonistas de la historia común, al sustraerlas de los márgenes a los que han sido relegadas durante demasiado tiempo: los grandes rechazados de nuestro tiempo inquieto son en realidad que Dios, sus mejores características son también las suyas, y solo construyendo un puente entre ancianos y jóvenes será posible dar vida a esa revolución de la ternura de la que todos estamos tan necesitados.

En el diálogo valiente, íntimo y directo con Thomas Leoncini, Francisco se dirige no solo a los jóvenes de todo el mundo, de dentro y de fuera de la Iglesia, sino también a todos aquellos adultos que por diversas razones desempeñan un papel educativo y de guías en la familia, en las parroquias y en las diócesis, en la escuela, en el ámbito laboral, en el asociacionismo y en las instituciones más diversas.

Sus reflexiones afrontan con fuerza, sabiduría y pasión los grandes temas de hoy.

Fotografía 📸: Especial.