Crítica de cine El Gran Showman (The Greatest Showman)

Magnífica en lo visual pero con algo de debilidad en el guion.

0
4855

Título original:

The Greatest Showman

Año:

2017

Director:

Michael Gracey (Ópera prima)

Actores:

Hugh Jackman, Michelle Williams, Zac Efron, Zendaya

Fecha de estreno:

28 de diciembre de 2017 (MX)

Con una energía que contagia secuencia tras secuencia, música y el poder de la magia crean de esta película un musical inspirador para todo aquél que necesite un empuje a creer en sí mismo.

Desde el comienzo de la película se siente una energía que abrazaría todo el filme no solamente con un buen elenco, sino con una historia que puede empoderar a todos quienes hemos fracasado alguna vez en cualquier aspecto de la vida.

DF-25877_r – Hugh Jackman stars as P.T. Barnum in Twentieth Century Fox’s THE GREATEST SHOWMAN. Photo Credit: Niko Tavernise.

La cinta dirigida por el joven Director y artista en efectos visuales Michael Gracey propone un musical lleno de paisajes, secuencias y una iluminación mágica. Las canciones hacen de cada momento algo memorable, narran presente y pasado, pero sobre todo, tienen una carga emotiva significante.

La historia narra la vida del famoso P.T. Barnum, promotor de espectáculos y shows de una época en la que lo nuevo era difícil de aceptar. Sin embargo, la visión de una persona soñadora bastó para demostrarle al mundo que en el escenario todos tenemos algo que contar, un acto espectacular.

En la parte visual de esta cinta, invaden los colores vivos, los paisajes y una fotografía sensacional.  La producción que encierra es toda una joya en maquillaje, vestuario y coreografías. Secuencia tras secuencia, estos aspectos resaltan gracias al juego de la iluminación, la cual es un elemento importante en esta película.  Hicieron del Gran Showman un musical para nada aburrido, al contrario, y en mi muy humilde opinión algo magnífico.

Fotografía 📸: Especial.

Historias de fracaso y triunfo puede haber bastantes, lo importa es la visión del director de abordarla. Sin duda, en El Gran Showman no podría ser narrada sin la música. No hay algo como la música que llene al ser humano de energía para expresar y aquí es un factor esencial.

En este aspecto los encargados de la música de esta cinta fueron nada más y nada menos que quienes respaldadon a “La la land” en este ámbito: Benj Pasek y Justin Paul quienes ganaron en los pasados Oscars a mejor canción con “City of stars”. Dotaron a esta película de buen ritmo (incluso moderno) que contagia y que los espectadores pueden recordar.

Fotografía 📸: Especial.

Sin embargo, faltó “desmenuzar” un poco más la historia de algunos otros personajes. De pronto, aparecían y sin saber mucho de ellos ya eran importantes. ¿Dónde está la historia de la mujer barbuda, del hombre tattoo o del hombre más pequeño?

Mientras que se podía ver a un Phineas Barnum carismático y muy convincente con una historia que “más o menos” había quedado clara para el espectador, los demás carecieron de construcción de personaje. El guion carece un poco de esta parte de la historia, pero enormemente se ve enriquecido por la parte visual.

Perfecta sincronía entre la música y las secuencias, bien logrado por Michael Gracey, quien además en su ópera prima supo dirigir a talentos como Hugh Jackman, Michelle Williams, Zac Efron y Zendaya para encausarlos en su talento para hacer de esta cinta algo visualmente bastante atractivo.

Fotografía 📸: Especial.

Sin embargo, la película ofrece al espectador algo maravilloso visual y musicalmente hablando. Inspiradora y emotiva pues las canciones poseen mucha fuerza.

No te pierdas esta película en tu cine favorito, contágiate de energía y sueña porque solo así se ven plasmadas las metas a futuro.

No dejes de soñar e inspirar. El mejor mensaje de esta cinta es: servir y hacer sonreír a los demás es el arte más noble que cualquiera puede hacer. Ahí el talento y la grandeza.

Sígueme en Twitter como @GabyRecillas para recomendarte más críticas. Recuerda que el cine lo hacemos todos.

Para PCM Noticias
Gaby Recillas.