LIBRE EXPRESIÓN…

¿Justicia? “Permitir una injusticia significa abrir el camino a todas las que siguen”. Willy Brandt. (1913 – ¿?). Político alemán. En el marco de...

LIBRE EXPRESIÓN…

¿Corruptos para siempre? “Si no peleas por acabar con la corrupción y la podredumbre, acabarás formando parte de ella”. Joan Baez. (1941 – ¿?)....

LIBRE EXPRESIÓN…

Ingobernabilidad educativa… “La educación es la transmisión de la civilización”. Will Durant. (1885 – 1981). Escritor y filósofo estadounidense.   La ingobernabilidad en el ámbito educativo...

LIBRE EXPRESIÓN

LIBRE EXPRESIÓN… Por: Carlos Alberto Monge Montaño.   Propuesta…    “El elector goza del sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros”. Ambrose Bierce. (1842 – 1914)....

LIBRE EXPRESIÓN…

Por: Carlos Alberto Monge Montaño. Instituciones débiles… “El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar en su patria un poder que pretende hacerse superior a...

LIBRE EXPRESIÓN…

Por: Carlos Alberto Monge Montaño. ¿Feliz año nuevo? “No soy pesimista. Soy un optimista bien informado”. Antonio Gala. (1930 – ?). Dramaturgo, poeta y novelista...

LIBRE EXPRESIÓN…

Por: Carlos Alberto Monge Montaño.  Fe de ratas… “Creo en la política transparente y fluida como el agua, de apariencia inocua y sencilla, pero capaz...

LIBRE EXPRESIÓN…

Por: Carlos Alberto Monge Montaño. Fiscalización electoral… “Una nación sin elecciones libres, es una nación sin voz, sin ojos y sin brazos”. Octavio Paz. (1914...

LIBRE EXPRESIÓN…

Por: Carlos Alberto Monge Montaño. ¿Candidato ciudadano? “Es muy difícil hacer compatibles la política y la moral”. Sir. Francis Bacon. (1561 – 1626). Filósofo y...

LIBRE EXPRESIÓN…

Por: Carlos Alberto Monge Montaño.   De mal en peor… “Los hombres, tal como son, se inclinan por naturaleza a ir en pos del dinero y...

Nuestras redes 😁

12,825FansMe gusta
199SeguidoresSeguir
727SeguidoresSeguir
94suscriptoresSuscribirte

Continúa leyendo 📰

Nueva portada para el FIFA 2018

Recomendación literaria: La chica de antes

Aprendiendo a ser padres sanos

Crítica de cine: Baby Driver