A dos meses de haberse registrado en Michoacán los primeros casos de COVID-19, la entidad se encuentra actualmente en la transmisión sostenida de la enfermedad, por lo que se reitera el exhorto a extremar las medidas preventivas que deberán adoptarse de manera permanente, en tanto no haya cura o vacuna.

La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), informa que la sana distancia, el uso del cubre bocas y el constante lavado de manos, son indispensables para romper la cadena de contagio, además de que generando conciencia de autocuidado se podrá proteger en casa a los grupos vulnerables como adultos mayores, pacientes crónico-degenerativos y oncológicos que pueden desarrollar complicaciones mayores e incluso perder la vida.

Al corte del 20 de mayo, el Comité Estatal de Seguridad en Salud (CESS), registró mil 189 casos acumulados de 4 mil 787 pacientes estudiados; siendo el municipio de Lázaro Cárdenas el que encabeza la tabla con 615, seguido por Morelia con 118, Apatzingán con 56 y Uruapan con 44.

El reporte indica que 107 personas han perdido la vida a causa de las complicaciones derivadas de la infección por COVID-19, 41 de estas en Lázaro Cárdenas, 11 en Morelia y 5 en Zitácuaro; a este último municipio fue desplegada una unidad móvil para toma de muestra con el objetivo de dar seguimiento epidemiológico al comportamiento en la zona y 4 más permanecen en el puerto.

La SSM instaló 44 unidades móviles que operan como filtros en 25 hospitales y el resto en puntos estratégicos en la entidad; así como Módulos de Enfermedades Respiratorias en los 364 Centros de Salud, para mantener activo el muestreo en la entidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.