‘Ciudad, Cultura e Imaginación’, fue el nombre del diálogo virtual que el Gobierno de Morelia a través de la Secretaría de Cultura Municipal realizó para conjuntar las visiones en materia de cultura de la Unesco México, British Council, Argentina, Chile, El Salvador, Colombia, Guadalajara, Mérida, y CDMX, ante el actual panorama del COVID19 a nivel mundial.

En el marco del 479 aniversario de la ciudad, desde Morelia nació por primera ocasión, este encuentro virtual que formó parte de la iniciativa #ResiliArt, movimiento internacional de la UNESCO, en el que se planteó el impacto de la pandemia del COVID19 en el sector artístico y cultural, al tiempo de visibilizar temas claves como las restricciones a las que se enfrentan los artistas como resultado de las medidas de confinamiento; las consecuencias financieras, la crisis sanitaria para los profesionales de la cultura, así como las medidas que los gobiernos, las organizaciones internacionales y el sector privado, entre otros actores, pueden implementar para apoyar a los artistas durante y después de esta crisis, recordó Cardiela Amézcua Luna, secretaria de Cultura de Municipal.

“A nombre del profesor Raúl Morón Orozco, agradezco la presencia de todos en este primer diálogo virtual para hablar de la ciudad, la cultura y la imaginación y cómo vamos a resolver estos nuevos paradigmas para relacionarnos y tener el accesos a la producción y el disfrute de la cultura en los espacios públicos de Morelia en concordancia y armonía con este pensamiento latinoamericano de los derechos humanos, sociales, culturales, ambientales y económicos”, fueron las palabras de bienvenida de Amézcua Luna.

Durante su intervención, Frédéric Vacheron, representante de la UNESCO en México, comentó, desde la aparición de la pandemia, el sector cultural fue de los más afectados, pero al mismo tiempo, ha sido de los sectores más activos para movilizarse en este contexto, por eso la UNESCO lanzó hace unas semanas el programa #Resiliart. “La tecnología ha transformado la cadena de valor creativo de la cultura; aún quedan brechas con la conexión de distintas áreas y sectores. Se tendrá que trabajar en 5 políticas para generar un cambio actual, como el apoyo a los artistas para que trabajen con herramientas tecnológicas, formación para los artistas en términos de comunicación, y promover la cooperación digital entre los artistas, por mencionar algunos”.

María García Holley, del British Council, destacó, los derechos culturales son sumamente importantes, y entre los cambios globales, ella ha notado mucho potencial para trabajar de manera digital. “Necesitamos trabajar para tener un sector más incluyente y diverso, celebrar todas las formas artísticas de los directores cuerpos y contextos”.

Paulino Espinoza de El Salvador, señaló: “En mi país al igual que todo el mundo, atravesamos por una situación muy particular, tenemos grandes desafíos pero también oportunidades. Los espacios culturales los tenemos cerrados en este momento que ha significado una pérdida de trabajo. El recuperar espacios que están invadidos por otras actividades y organizar los nuestros propios, siempre es un reto en este país. Me parece muy importante lo que está haciendo la SeCultura desde Morelia con la inter conexión, está situación de aislamiento nos ha obligado a ser creativos y a encontrar otras formas de comunicarnos”.

Gabriela Redondo gestora cultural de Argentina, fue otra de las participantes que destacó la importancia de no normalizar el encierro, “no somos aislados de la naturaleza, debemos trabajar en comunidad desde la ciencia y el arte. Abonemos para reflexionar nuestro cuerpo y nuestro espacio social”.

Diana Ledesma subsecretaria de cultura de Cali, Colombia, país pionero de la industria cultural en Latinoamérica, explicó: “Somos la primera ciudad en presentar un proyecto de industrias culturales y creativas, y hemos generado transformaciones en nuestras políticas. Estamos en una época de adaptarnos, hacer un stop y pensar qué podemos mejorar y mantener, y el proceso de la virtualidad que me permite estar por esta vía en Morelia”.

Francisca Paris, gestora cultural de la región de los lagos de Chile, compartió en el diálogo, “el COVID19 nos trajo a toda Latinoamérica un repensar de cómo garantizar los derechos culturales de los ciudadanos y hemos puesto énfasis en el fomento creativo y el acceso a la cultura, además de la libertad de creación. Balmaceda Arte Joven es una corporación en la que trabajamos con jóvenes de los 14 a los 29 años, y durante el último mes hemos re planteado toda nuestra estrategia para brindar ese acceso a la cultura, aunque hay personas que no están en internet y eso nos interesa también, llevar nuestra programación a esos sectores. Además este es el momento de decirle a la autoridad que debe invertir en cultura y no cortar su presupuesto, porque es lo que la ciudadanía necesita, esa identidad, pues la cultura forma el pensamiento crítico”.

De Frutillar, Chile, Ciudad Creativa, estuvo José Feureisen, quien comentó, en Latinoamérica un motor movilizador de los desarrollos sociales han sido los artistas, y en este momento no será la excepción, “debemos transgredir, es decir, movilizar los horizontes de visibilidad de nuestra sociedad”.

Dolores Hernández de Guadalajara, ciudad de la Red Mexicana de Ciudades Creativas, aportó, “soy la directora de relaciones internacionales de la ciudad, y atiendo a la comunidad creativa y cultural. El tema de la pandemia ha evidenciado fallas en el sistema, algunas que ya veíamos en las comunidades de creativos que no tenían acceso a las herramientas y tener una seguridad de sus negocios y acceder a los aptos de gobierno”.

De Mérida, ciudad de la Red de Ciudades Creativas de México, estuvo presente Irving Berlín, quien dijo, la mediatización de la cultura facilita algunas acciones, pero inhibe algunas cosas, al tiempo de recordar, la presencia física es necesaria porque no todos los esfuerzos culturales se transmiten de la misma manera.

Eleno Guzmán, gestor cultural independiente de Guadalajara, fue otro de los invitados virtuales quien mencionó, tras la cancelación de la agenda internacional, se deben tejer redes entre los estados para el flujo de la economía. Y realizar gestión desde la coherencia y con pensamiento comunitario. “Además, se deberán construir proyectos que dialoguen con el espacio público y la personas que los habitan”.

Liliana López Borbón, gestora independiente de CDMX, externó, se debe pensar en la producción de la ciudad ante el mundo híbrido que se está generando, “producir un espacio es también reproducir normas morales, hay que volver a imaginar la ciudad”.

Antonio Godoy, titular de la Secretaría de Movilidad y Espacio Público, fue otro de los invitados que aportó su experiencia sobre el espacio público, centrado en el aspecto cultural, eje que abordó el diálogo virtual.

Finalmente Amézcua Luna recordó, en el Gobierno de Morelia de Raúl Morón Orozco se sigue una metodología de desarrollo cultural comunitario, idea de comunidad capaz de repensarse y re habitarse, el cual será tratado en los otros tres diálogos que se realizarán en este mes de mayo por las redes de la SeCultura.

Si deseas escuchar el dialogo completo, lo puedes realizar en el siguiente link: https://cutt.ly/UyYOmlP.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.