Decenas de Marinos llegaron esta tarde a las playas de Acapulco, Guerrero para expulsar a los turistas que insisten en tomar el asueto de Semana Santa a pesar de la pandemia de coronavirus que se registra en gran parte del mundo y que en México ha cobrado la vida de 174 personas y registra 3 mil 181 casos positivos.

Los turistas fueron ahuyentados de la playa Revolcadero, en la Zona Diamante de Acapulco por los Marinos que llegaron acompañados de policías quienes montaron un operativo para que la franja turística permanezca cerrada.

De esta forma los vacacionistas despistados fueron desalojados, quienes en su mayoría dijeron provenir de la Ciudad de México donde se registran hasta este 8 de abril de 2020, 855 casos positivos, 1782 sospechosos y 39 muertos por este nuevo virus.

Ahora estas personas de la capital del país han puesto en riesgo a otros más en Acapulco, ya que fueron atendidos por prestadores de servicios que simplemente se niegan a cerrar restaurantes y alquilar espacios de recreación, motivados principalmente por necedad e ignorancia.

Los infantes de la Marina vestían su equipo antimotín cuando irrumpieron en la playa donde se ubican restaurantes y exclusivos condominios en la franja costera de Acapulco que conecta con el balneario de Barra Vieja.

Por otro lado, en la zona popular del puerto los sectores más desprotegidos salieron a bloquear las calles para exigir despensas y ayuda económica principalmente para comerciantes ambulantes y semifijos que viven del turismo y con esta contingencia y el cierre de playas, hoteles y restaurantes se han quedado sin ingresos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.