Al menos 800 adultos mayores permanecieron formados por varias horas bajo un intenso calor en las oficinas de la Secretaría del Bienestar, donde acudieron a cobrar el apoyo que el gobierno federal adelantará por la contingencia sanitaria.

Sin filtros sanitarios, y tampoco una sana distancia que debe aplicarse por la pandemia Covid-19 los adultos mayores acompañados en algunos casos de sus familiares arribaron a la sede de la dependencia desde las 04:00 horas, sin embargo la apertura de cobro fue hasta las 9:00.

La mayoría de los ancianos admitió tener temor a un contagio sin embargo, dijeron que ese dinero lo necesitan para poder comprar una despensa, ya que viven al día y las autoridades sanitarias y del gobierno han pedido que se resguarden en sus hogares.

En esta ocasión se les dio un pago que cubre lo de dos bimestres para que puedan realizar compras de productos básico y permanezcan en sus domicilios.

Las largas filas de ancianos fueron criticados por la población, ya que lamentaron que no se haya realizado una coordinación con los familiares de los beneficiados de este programa y las autoridades permitieran que se llevará a cabo este cobro sin las medidas mínimas de sanidad.

Por su parte el delegado de Programas sociales Abraham Mendoza Zenteno refirió que la situación se salió de control ya que los adultos mayores llegaron sin ser citados, lo que ocasionó este tumulto de personas, sin embargo dijo que les apoyó con gel.

Información El Universal

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.