Las altas temperaturas propias de la temporada primaveral traen consigo riesgos para la salud y la integridad física de las y los michoacanos, principalmente por golpes de calor y por enfermedades gastrointestinales.

Lo anterior en referencia al ambiente caluroso que se ha empezado a sentir en los últimos días y que paulatinamente irá en aumento, aunado a la falta de lluvias que indican la pronta llegada de la temporada de estiaje.

Es por ello que la Secretaría de Gobierno, a través de la Coordinación Estatal de Protección Civil, invita a la población a seguir las medidas de prevención y de autocuidado que las autoridades en la materia, han dispuesto para ser atendidas por la población y evitar en la medida de lo posible afectaciones por las altas temperaturas:

• Tomar abundantes líquidos y ofrecérselos a los niños para mantenerse hidratado

• No exponerse por tiempos prolongados al sol para evitar insolación y golpes de calor, en ese caso, utilizar bloqueador solar.

• Utilizar ropa y calzado ligero, preferentemente en colores claros

• Hervir el agua de consumo por lo menos durante cinco minutos.

• Desinfectar frutas, verduras y hortalizas

• Revisar que pescados, mariscos y carnes rojas estén frescos para evitar la intoxicación.

• Evitar en lo posible comidas y aguas frescas callejeras.

• Lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño, o después de cambiar un pañal.

• Mantener ventilados los sitios de trabajo y el hogar.

• Dar especial atención a personas enfermas y de la tercera edad, niños e indigentes ante temperaturas altas

Asimismo, se exhorta a la población en general mantenerse atentos a los siguientes síntomas:

• Piel roja, caliente y sin sudor.

• Pulso acelerado y fuerte.

• Dolor palpitante de cabeza.

• Mareo o náusea.

• Confusión o hasta pérdida de la memoria.

• Se contraen los músculos involuntariamente como en una convulsión.

• Ojos hundidos.

• Llanto sin lágrimas en niños

• Sed intensa.

• Labios y lengua secos.

• Irritabilidad.

• Fiebre.

• Vómito.

• Dificultad para respirar.

• Diarrea.

• Sed intensa.

• Evacuaciones o vómitos frecuentes.

• Sangre en las evacuaciones.

• No come o no bebe.

• Fiebre alta y persistente.

Es importante tomar en cuenta que, de presentarse uno o más de estos síntomas, es altamente recomendable acudir al centro de salud o al médico familiar y evitar auto medicarse.

Asimismo, se recuerda que para la atención de situaciones de riesgo, accidentes o emergencias, se tiene previsto el número telefónico 911.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.