El papa Francisco, quien el mes pasado le dio un manotazo en la mano a una mujer que tiró de él, bromeó hoy con una monja que le pedía un beso, a lo que él respondió: “Te lo doy, pero no muerdas!.

La festiva reacción tuvo lugar al comienzo de la audiencia general semanal de Francisco.

Mientras caminaba hacia el gran salón donde miles de personas esperaban, una monja emocionada le preguntó si la besaría, gritando en italiano “¡Bacio, Papa!” (¡Un beso, Papa!)

El Pontífice le respondió: “¡Oh, (pero) tú muerdes!”, provocando la risa de las personas cercanas a ellos. “¡Calma! Te daré un beso pero tú mantén la calma. ¡No muerdas!”.

Luego de que la religiosa le prometió que no lo mordería, Francisco le dio un beso en la mejilla derecha. Ella saltó de alegría y gritó “Grazie, Papa”. (Gracias, Papa).

En víspera de Año Nuevo, Francisco, de 83 años, le dio un manotazo a una mujer que lo agarró y tiró de él en la Plaza de San Pedro.

El video de ese incidente se volvió viral en las redes sociales y al día siguiente el Papa ofreció disculpas y dijo que había dado un “mal ejemplo”.

Francisco, a diferencia de algunos de sus predecesores, generalmente es muy informal con los fieles. En eventos más informales se detiene para besar bebés, bendice a los discapacitados y permite que cientos de personas le toquen la mano.

Pero rechaza que le besen la mano en grandes eventos, diciendo que no quiere que ese gesto de reverencia propague gérmenes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.