Antes de que el Gobierno acepte la inclusión de nuevas cláusulas al T-MEC; el Senado mexicano y el sector productivo del país deben conocer y analizar a detalle las propuestas de modificación, por eso Acción Nacional toma con reserva los últimos acuerdos alcanzados entre los gobiernos de México, Estados Unidos y Canada.

Así lo expresó el Presidente del PAN, Marko Cortés Mendoza, tras advertir que bajo ninguna circunstancia el gobierno de México debe aceptar que el contenido de las adendas negociadas sea una imposición más del gobierno estadounidense, como cuando el Gobierno de México aceptó destinar más del 30 por ciento de la Guardia Nacional como policía migratoria.

“Estaremos atentos para conocer los detalles de las negociaciones, especialmente las que se refieren a los sectores productivos agrícolas e industriales, porque no vamos a aceptar ninguna modificación que afecte estas materias que son claves de la economía de México”, indicó.

Destacó que, si bien el T-MEC es un factor importante para el crecimiento económico de nuestro país, se deben evitar al máximo injerencias y presiones externas que repriman a los sectores productivos primarios y secundarios en México.

“Esperamos que los términos de la negociación final realmente beneficien a México y no respondan principalmente a los intereses de otro país, lo cual sería lamentable para los sectores productivos mexicanos”, aseveró.

Cortés Mendoza reiteró que el PAN defenderá a los mexicanos que arriesgan su capital para generar empleos y si en esta última etapa del T-MEC salen perjudicados los sectores productivos del país, junto con ellos levantará la voz para denunciar las anomalías y para exigir correcciones.

“El T-MEC debe ser en beneficio de los habitantes de los tres países; nosotros estaremos atentos para que así sea y se alcance una negociación justa y apegada a las mejores prácticas internacionales”, concluyó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.