La aprobación de nuevos impuestos ecológicos y cedulares para los empresarios e industriales de Michoacán provocaría la pérdida de más de 50 mil fuentes de trabajo en el estado, destacó Carlos Enríquez Barajas, presidente de la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (AIEMAC).

Añadió que el INEGI señaló un nulo crecimiento económico en el país por lo que imponer nuevos gravámenes para el sector productivo del estado complicará el panorama competitivo para el próximo año.

Enríquez Barajas recordó que actualmente es ya complicado que haya inversión en Michoacán y con más impuestos el estado no será opción para que más empresas se instalen y preferirán otros estados donde no haya tantos cobros por permitirles trabajar.

Además al aprobar los nuevos impuestos y provocar que más de 50 mil empleos se pierdan, solo se beneficiará a la delincuencia organizada ya que es una fuente de empleo fácil en varias zonas del estado.

Por ello, Carlos Enríquez Barajas sentenció que el gobierno de Michoacán tomaría una decisión equivocada y unilateral sin tomar en cuenta las múltiples consecuencias que conllevaría implementar estos impuestos. Llamó al gobernador a buscar una propuesta conjunta para no afectar la economía del estado.

Por su parte Agustín Arriaga Diez, presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de Michoacán (CCEEM) coincidió en que no es un momento adecuado para nuevos cargos impositivos, sin que esto signifique que no están a favor del cuidado del medio ambiente, pero sin que esto afecte el desarrollo económico del estado.

En este sentido Abelardo Pérez Estrada, presidente de CANACINTRA dijo que estos impuestos solo promueven que el que tenga más dinero pueda contaminar más y estos impuestos solo afectan al medio ambiente y propician el decremento de la economía en la entidad.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.