El precio de la tortilla podría aumentar cuatro veces su valor actual, de 15 a hasta 60 pesos por kilogramo, si se aprueba en la Cámara de Diputados la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo, advierten legisladores y productores.

La iniciativa, que ya fue aprobada en el Senado, afectaría a alrededor del 70% de la producción del maíz en México debido a que es híbrido, un tipo de maíz altamente producido y comercializado pero que busca ser desplazado en aras del maíz nativo.

El coordinador general de Desarrollo Rural en la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rurral (Sader), Salvador Fernández, considera que la iniciativa es buena, pues la producción del maíz nativo ha quedado rezagada al verse privada de apoyos por las administraciones pasadas.

Sin embargo, señala que es necesario adecuar dicha legislación a la realidad del país, sin afectar el bolsillo de los mexicanos como sucedería en caso de ser aprobada de esta manera.

Por su parte, Juan Pablo Rojas, presidente de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz, explicó que en algunas zonas del país donde el precio del kilogramo de tortilla llega a los 20 pesos, este aumentaría mínimamente el 30% de reducirse la producción de maíz blanco, como se pretende con la legislación impulsada por las senadoras Ana Lilia Riviera y Jesusa Rodríguez.

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega, asegura que esta iniciativa va contra el programa “Maíz para México”, aprobado por el Gobierno Federal, el cual incluye al maíz híbrido y busca elevar la producción de México, donde cada habitante consume en promedio 1 kg de maíz al día a través de tortillas y el consumo de productos de animales que se alimentan con esta planta.

Sostiene que México, siendo la cuna del maíz, debería ser el principar importador mundial y, sin embargo, “hoy produce el 59% de lo que consume”, en contraste con el 75% que recomienda la FAO.

¿Qué busca esta ley?

La Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo busca evitar la modificación genética de la semilla nativa bajo el argumento de que representa riesgos para la salud. Es decir, busca evitar la producción del maíz híbrido, el cual es producto del cruce entre dos genotipos diferentes y resulta más viable económicamente, por lo que además es el más consumido a nivel nacional.

La iniciativa fue aprobada en el Senado de la República el pasado 24 de septiembre y se prevé que esta semana dé comienzo la dictaminación en la Cámara de Diputados.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.