El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador debe de dejar de comportarse como el político mesiánico impoluto y redentor de las masas, violentando el estado de derecho y las garantías individuales de las mayorías, afirmó el Diputado Ciudadano, Javier Paredes Andrade, al exigir el restablecimiento de la tranquilidad en la nación.

El representante popular único por el Movimiento Naranja, subrayó que las declaraciones del jefe del Ejecutivo Federal sobre un presunto golpe de Estado, evidencia del temor que tiene al ver a un pueblo inconforme y deprimido como consecuencia de sus acciones.

Paredes Andrade aseguró que “explicación no pedida, acusación manifiesta” y las declaraciones López Obrador, revelan el temor que tiene a sufrir las consecuencias de un Ejército Mexicano que ha sido humillado públicamente, al exponer el nombre del mando encargado de combatir e investigar a la delincuencia organizada y obligarlos a emprender la retirada frente a capos de la mafia.

El diputado local, calificó de humillante la situación de inseguridad que priva en México, con el asesinato de 13 policías, 20 descuartizados y colgados en Uruapan, la liberación de Ovidio Guzmán y ahora el asesinato de 9 integrantes de una familia, todos ellos, mujeres y menores de edad, mientras López Obrador se mantiene en la postura de “abrazos y no balazos” y personas inocentes son repletas de plomo, ante la debilidad institucional que atraviesa la nación.

“A menos de un año de haber asumido el poder, vemos un México con nulo crecimiento económico, un Ejército humillado, una violencia desmedida, visos de golpes de estado, ausentismo de inversionistas, municipios estrangulados, cierre de proyectos productivos, por un presidente disminuido, débil, tirano con la sociedad y benevolente con la delincuencia, el país se le está saliendo de las manos”.

Lanzó un “ya basta” a las “trilladas declaraciones” presidenciales que no utilizará “la política de exterminio” contra los criminales, ante una sociedad completamente indefensa, que se mantiene con la esperanza de que se restablezca el orden, tranquilidad, seguridad y certidumbre.

“México no quiere la retirada del Ejército, frente a los hampones, tampoco busca enfrentamientos, pero sí la aplicación del estado de derecho, en el marco de la legalidad”.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.