Luc Dardenne, invitado especial del 17º Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), acompañado de Daniela Michel, fundadora y directora general del festival, recibió la Medalla de la Filmoteca de la UNAM de manos de Hugo Villa, director general de Actividades Cinematográficas de la UNAM, esto posterior a la presentación de Rosetta (1999) filme en el cual compartió por segunda ocasión créditos de dirección y guion con su hermano y Jean-Pierre Dardenne.

Daniela Michel expresó la emoción por haber inaugurado el festival con una película de Jean-Pierre y Luc Dardenne: “Yo llevaba en lo personal muchos años tratando de que nos visitara este formidable equipo de los hermanos Dardenne, es un momento muy especial en la historia del festival”.

Sobre la medalla que recibió el cineasta belga, Hugo Villa comentó que el material que la conforma es de plata pura extraída durante el proceso de revelado, restauración y rescate de películas dentro de los laboratorios de la Filmoteca, “es el polvo enamorado de esta plata que es el cine nacional”, agregó. Se pronunció orgulloso de que el reconocimiento llegara a manos de los hermanos Dardennem refiriéndose a ellos y su trabajo como “un equipo que siempre nos invita a revisar la condición humana y los problemas de la gente común para convertirlos en nuestros, y que hacen de ese diálogo parte de nuestras vidas a través de su cine”.

Por su parte, Luc Dardenne agradeció al festival por el reconocimiento: “Gracias por este premio, gracias a la profesión y a todos los que hacen cine aquí. México tiene una historia del cine tan larga y, en cambio, en Bélgica tenemos una historia tan corta…”. Le dedicó también unas palabras a la actriz Émilie Dequenne, quién obtuvo un galardón en Cannes, en palabras del realizador su actuación fue “verdaderamente magnífica”. Dijo que quisiera realmente rendirle un homenaje aquí, “ella está en todos los planos y estuvimos ensayando todo un mes a diez grados bajo cero”, concluyó el cineasta.

Rosetta es la historia de una adolescente que vive en un remolque con su madre alcohólica en las afueras de Lieja, grita y pelea en los pasillos de la fábrica de la que ha sido despedida sin explicación. Luego recorre la ciudad, desesperada por encontrar un trabajo y rechazando cualquier tipo de caridad. Rosetta está obsesionada con el miedo a desaparecer, con la vergüenza de no pertenecer: ella quiere una vida normal. Fue un largometraje galardonado en varios festivales internacionales, recibió la Palma de Oro, el Premio a Mejor Actriz y una meción especial en el Ecumenical Jury-Special Mention en el Festival de Cannes en 1999, entre otros.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.