La actualización administrativa al interior de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo representa un importante reto que ha sido asumido con responsabilidad y visión por el Honorable Consejo Universitario, por lo que estamos en mejores condiciones de cumplir, como sujetos obligados, con la transparencia y la rendición de cuentas, además de evitar señalamientos por parte de la Auditoría Superior de la Federación y de la Auditoría Superior de Michoacán por la existencia de un organigrama que no correspondía a la realidad.

El rector de la Casa de Hidalgo, Medardo Serna González, así lo señaló y mencionó que la actualización del organigrama representó un intenso trabajo y un compromiso con la Universidad Michoacana para ubicarla en mejores condiciones de operatividad y propiciando un ahorro en sus finanzas.

Al dar formal posesión de su cargo como directora de Archivos de la Universidad Michoacana a Mónika Gutiérrez Legorreta, Serna González reconoció que había señalamientos por parte de las auditorías Federal y Estatal ante la ausencia de un organigrama actual, debido a que en 34 años no se habían hecho los ajustes correspondientes, por lo que debe reconocerse la decisión del Honorable Consejo Universitario para realizar los cambios que hoy son una realidad.

En las instalaciones del Archivo de la Casa de Hidalgo, el rector nicolaita habló de la importancia de contar, como lo prevé la ley, de contar con un Sistema Institucional de Archivos, por lo que deberá darse ese paso para contar con los elementos necesarios para cumplir con la normatividad.

Convocó al personal a sumarse a los trabajos que coordinará Mónika Gutiérrez, con el objetivo de  brindar un mejor servicio, cumpliendo con las figuras de transparencia y protección de datos personales.