Tras el homicidio del comandante Regional de la Policía Federal Ministerial (PFM) en Michoacán, Enrique Rodríguez Rodríguez suscitado esta mañana en Morelia, un grupo de periodistas fueron agredidos durante el cumplimiento de sus actividades laborales.

De acuerdo con los afectados, las amenazas y agresiones fueron realizadas por parte de un hombre identificado como el “fiscal de homicidios”, Raymundo Cruz Tapia; quien a través de palabras altisonantes detuvo la toma de fotografías y recopilación de información correspondiente al hecho por parte de los comunicadores Carlos Arrieta, corresponsal del Universal y Charbell Lucio de Revolución TresPuntoCero Michoacán.

“Este sujeto, que no dio su nombre, pero que se identificó como “fiscal de Homicidios” (…) nos dijo que nos “iba a cargar la verga” y una serie de estupideces, porque estábamos tomando fotos y videos desde afuera del cerco de Camelinas. Nosotros seguimos aquí porque estamos trabajando”, difundieron los periodistas entre el gremio como medida de protección.

En tanto al llamado fiscal de homicidios Raymundo Cruz Tapia, la Procuraduría General de Justicia del Estado(PGJE) mencionó que se trataba de un agente ministerial por lo que el caso se hizo saber a la Unidad de Asuntos Internos.

Asimismo, compañeros del gremio han hecho saber a la redacción que de igual forma fueron amedrentados por parte del personal de la PGJE, “acusándolos de ser cómplices si no se retiraban de lugar” así como de amenazar su labor periodística, esto último al igual que en los casos de los periodistas Arrieta y Charbell Lucio.

Por su parte el periodista Carlos Arrieta decidió interponer la denuncia correspondiente así como la respectiva queja ante Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) con motivo de la violación a los derechos humanos de periodistas. Con ella sumarían un total de seis quejas interpuestas, tan solo en lo que va del año en curso.