La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, con el esfuerzo personal de sus investigadores durante más de dos décadas, ha logrado no sólo posicionar sus estudios de posgrado dentro del Padrón de Calidad del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), sino que sus cuerpos académicos son líderes en varias Redes del Conocimiento en las que se aportan soluciones a grandes problemas mundiales, afirmó el rector Medardo Serna González.

Durante la presentación de tres publicaciones científicas colectivas por parte de la Red Temática de Biotecnología en México, el rector de la Casa de Hidalgo rememoró los esfuerzos que desde 1980 hicieron los egresados nicolaitas por estudiar un posgrado de calidad, para posteriormente volver a la Institución con la idea de fortalecer los estudios de licenciatura e inaugurar posgrados de calidad en materia de investigación.

Externó que si se lograron alcanzar las metas trazadas de entonces a la fecha, para sobresalir hoy como una de las 10 mejores universidades del país por la calidad de sus posgrados, ello se debió a que no hubieron quejas, sino propuestas por construir laboratorios, espacios, diseñar programas y trabajar en conjunto por engrandecer a la Casa de Hidalgo.

En la Sala Alfredo Zalce del Centro Cultural Universitario, acompañado por integrantes de la Red Temática en Biotecnología, de la cual fue fundador, Medardo Serna recordó que además de aumentar el número de posgrados, se logró repatriar a un promedio de 50 investigadores anuales entre el 2001 y el 2010, por lo que puede afirmar con seguridad que la Universidad Michoacana ha avanzado significativamente en materia de investigación, al punto que liderea varias Redes Temáticas en el país, entre ellas, la de Biotecnología.

Acompañados en el presídium por el secretario Académico de la Universidad, Jaime Espino Valencia, los integrantes de la red, incluidos el rector y la directora de la Facultad de Química, María del Carmen Chávez Parga; los editores de las tres revistas científicas hicieron la presentación de las mismas, relatando brevemente su contenido.

Agustín Jaime Castro, a manera introductoria, dijo que la Red Temática en Biotecnología es patrocinada por el Conacyt desde el año 2014, con 50 investigadores activos, para crecer hasta la fecha alcanzando los 500 socios en todo el territorio mexicano.

La Red, además de investigar y publicar de manera colectiva libros y artículos indizados, imparte talleres de políticas públicas para la Secretaría de Energía (SENER) y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA); varios de sus integrantes son asesores en la toma de decisiones en políticas públicas relacionadas con la energía alternativa.

En cuatro años han logrado la movilidad de cien alumnos mexicanos a otras naciones para propiciar la vinculación y aplicación del conocimiento; participación en congresos nacionales e internacionales.

“Estado de la Bioenergía en México”, es el título de la obra colectiva interdisciplinaria que presentó su coordinador Omar Macera Cerutti, en la que se detallan los resultados de varias investigaciones en donde se sugiere el uso de la biomasa como energía alternativa, sobre todo para los estados con vocación agrícola, misma que se obtiene del bagaje de algunas plantas de cultivo como agave, caña y maíz; además de los usos del estiércol para la producción de biogas.

Dimensionó la importancia de la producción de energía a partir de la biomasa, como una alternativa que podría dotar a la mitad del país de energía suficiente en forma de gasolina y gas natural, además de ser fuente de empleo para las zonas económicamente menos favorecidas del país.

La revista editada en los Estados Unidos “Bioenergy in Mexico”, es la segunda publicación, como un volumen especial presentado por Héctor A. Ruiz Lesa, cuya edición tomó tres años para elegir y depurar los artículos científicos que aparecen en ella, cuyos autores son en su totalidad mexicanos.

Finalmente, la revista escrita en inglés pero editada en México, con el mismo título que la anterior -“Bioenergy in México”- fue presentada por el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, Alfredo Martínez Jiménez, en la cual destacó la participación de varios investigadores de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, para detallar un proyecto para la construcción de una bio-refinería, en la cual varias materias primas podrían producirse para la obtención de energía limpia para utilizarla en vez de gasolina o diesel.

Se tocan temas como el uso de biocombustibles de segunda generación a partir de reusar los residuos de otros productos biodegradables; o bien la utilización de residuos urbanos como en las centrales de abastos y mercados a través de procedimientos que aceleren el proceso de descomposición y la purificación de otros productos para hacerlos biodegradables.

A la presentación de estas tres publicaciones asistieron directores de facultades, funcionarios universitarios, encabezados por el secretario General, Salvador García Espinosa; el subsecretario de Gestión Ambiental y Cambio Climático en la entidad, Iván Madero Naranjo; docentes miembros de la Red, alumnos y público en general.