Usain Bolt, el mejor velocista de todos los tiempos, corrió su última carrera en suelo jamaicano en el estadio Nacional de Kingston con una victoria en 100 metros y una marca de 10.03 que permanecerá en la historia como el último registro conseguido por el atleta en su país.

La Racers Grand Prix fue el escenario elegido por el ocho veces campeón olímpico y mundial de 100 y 200 metros para decir adiós a su tierra natal.

Bolt llevó a cabo una deficiente salida, pero rápidamente se recuperó y antes de cumplirse el primer tercio ya había tomado la delantera de la carrera. Por detrás de él llegaron Jevaughn Minzie (10:15) y Nickel Ashmeade (10:18), ambos de Jamaica, y posteriormente arribaron a la meta Ramon Gittens de Barbados y Daniel Bailey de Antigua, con un tiempo de 10:24.

Fue una carrera muy emotiva para Bolt y los jamaicanos, que posicionó al velocista en el lugar 17 del ránking mundial del año.

Sin embargo, el medallista olímpico, llegó a la despedida decaído por la muerte de su amigo atleta Germaine Mason.

“Los aprecio por venir a apoyarme”, “Después de la muerte de mi amigo ha sido duro para mí, nunca había pasado por algo así, pero sé que Germaine hubiera querido que hiciera esto”,dijo el velocista a sus compatriotas.

“No hay palabras. Desde los Mundiales Júnior, el apoyo que hevenido recibiendo de Jamaica ha sido impresionante. Yo no hubiera podido conseguir esto sin mis padres, mis amigos, mi mejor amigo. Quiero dar las gracias a Jamaica, nunca imaginé algo así, ha sido un honor para mí”, afirmó Bolt.