Cruz Azul resaltó hace unos días que su nueva casa sería el Estadio Azteca, noticia que llegó a sorprender a unos cuantos, ya que el paso del conjunto cementero no ha sido el más adecuado. ¿Será que quieren librar todas las malas vibras?

Esta noticia no era de ningún problema para los aficionados al fútbol, pero si para los fanáticos del americano. Resulta ser, que se complicaría la programación de partidos de la NFL en la CDMX puesto que serían menos las fechas disponibles para poder agendar.

“Si se llega a dar que el Cruz Azul regrese a jugar al Estadio Azteca, entonces todavía menor disponibilidad de espacios habrá. Siempre habrá lugar, así también nos lo ha ratificado el estadio y Televisa, pero para tener un mayor número de juegos, lo primero que se necesita tener es un mayor número de fechas disponibles”, aseguró Arturo Olivé, director de la NFL México.

Sin embargo, las opciones no son del todo escasas. Olivé confirmó que otro de los inmuebles que podría albergar un evento de tal magnitud, sería el nuevo estadio de los Tigres de la UANL, el cual tendría capacidad para más de 60 mil personas, requisito que necesita la organización para llevar a cabo el partido. Los regiomontanos serían los elegidos para vivir al máximo la NFL, peroooo… hasta que se construya.