ECOSISTEMAS FORESTALES MITIGAN DAÑOS EN LOS SUELOS

  • La CONAFOR firmó con 11 productores de Oriente, convenios de concertación con valor de 23.6 mdp para la producción de 8.2 millones de plantas, para la restauración forestal de 3,592 ha de bosque del Sistema Cutzamala.
  • La CONAFOR restaura para este 2013,  26 mil 767 hectáreas  dentro de 13  cuencas hidrográficas prioritarias, lo que beneficia para que el suelo no sea arrastrado por las lluvias a las partes bajas.

La Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), firmó con 11 productores de la zona oriente de Michoacán, convenios de concertación con valor de 23.6 millones de pesos, para la producción de 8.2 millones de plantas que serán empleadas para restaurar 3 mil 592 hectáreas de bosques del Sistema Cutzamala, aprobadas este año.

Lo anterior fue informado por Jaime Rodríguez López, gerente estatal de la dependencia federal, quien explicó que por las condiciones geográficas y características climáticas, algunas zonas de México son propensas a enfrentar desastres naturales, principalmente aquellos provocados por lluvias torrenciales.

Ante los  daños ocasionados por el deslizamiento de tierras, la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR)  documenta que la conservación de las superficies boscosas en las partes altas, tiene la capacidad de  proteger al suelo del impacto directo del agua.

Es importante conocer y analizar los riesgos naturales para adoptar medidas preventivas y correctivas que colaboren a la protección del medio ambiente.

Existe una relación entre el arbolado y los suelos. Se ha observado que el reblandecimiento del suelo es mayor en sitios disminuidos en su masa forestal. Aunque este factor se relaciona con otros como la distancia a los ríos o la exposición del terreno a los vientos. El incrementar la cobertura forestal es una buena estrategia para reducir cierta susceptibilidad en los suelos cuando ocurren numerosas tormentas en un mismo sitio.

Por lo que la CONAFOR –dirigida a nivel nacional por el ingeniero Jorge Rescala Pérez– sugiere que ante los fenómenos de la naturaleza la protección de los  ecosistemas forestales sea una actividad prioritaria para recuperar  zonas degradas en las cuencas hídricas que posee nuestro país, tal como lo indica la política ambiental de Gobierno de la República encabezada por Enrique Peña Nieto.

La Cuenca Hidrográfica como Unidad de Planeación, Ordenamiento y Control

Los bosques y selvas también juegan un papel fundamental en la regulación de las inundaciones, ya que una cuenca hidrológica cubierta con bosque retiene mayor cantidad de suelo al año a la de una cuenca equivalente pero deforestada.

Bajo el programa de Restauración de Cuencas Hidrográficas Prioritarias la CONAFOR tiene el objetivo de restaurar las zonas altas con proceso de degradación por el cambio de uso de suelo, ganadería y agricultura excesiva, así como deforestación y  tala clandestina. Con esto además se puede mitigar daños cuando ocurren desastres naturales.

Para conseguir el objetivo, durante este 2013 la CONAFOR ha destinado  644 millones 048 mil pesos a 1,161 proyectos para hacer acciones de restauración en  26 mil 767 hectáreas, con la participación de pequeños propietarios, ejidos y comunidades en 13 cuencas hidrográficas de las que apoya la Comisión Nacional Forestal.

Estas cuencas son Izta-Popo, Cofre de Perote, Pico de Orizaba, Chichinautzin, Lerma-Chapala, Meseta Puerecha, Pátzcuaro-Ziruahuén, Nevado de Toluca, Cutzamala-La Marquesa, Chimalapas, Río Verde Grande, Río Nazas y la Cuenca Tarahumara.